Hacia un socialismo de mercado

Resumen

El cambio de la histórica Constitución de 1976 en Cuba ha dejado titulares sorprendentes en los que se anuncia el fin del Comunismo, pero poco se ha dicho acerca de lo que esto significa y si en el fondo hay un cambio en el proyecto revolucionario de 1959. La terminología no es menor y el anuncio pone de presente la renuncia del régimen a la continuación del proyecto marxiano que habría de concluir con la extinción del Estado y la consagración definitiva de la máxima, según la cual, se le debe dar a cada uno según su necesidad y se debe esperar de cada uno según su capacidad.

El nuevo texto constitucional deja de lado el proyecto de una “sociedad comunista” en su artículo 5, pero se afianza en la construcción y defensa de la patria socialista en su artículo 3, manteniendo incólume la máxima autoridad del régimen en el Partido Comunista de Cuba. Es decir que, el comunismo es abandonado como proyecto, lo que significa que la revolución deja a un lado su finalidad originaria, pero se afirma en el socialismo y en el gobierno de partido único, lo que hace difícil pensar en una auténtica transición a la democracia o en un salto al capitalismo. Pero más allá de esta lectura literal ¿Qué significa la ratificación del socialismo y el abandono del comunismo?

Publicado
2018-10-01