No todo lo que brilla es oro: el espejismo de una nueva constitución

Resumen

El triunfo de la Revolución Cubana trajo consigo una nueva institucionalidad proyectada desde una nueva carta de navegación conocida como la Ley Fundamental de 1959, que, como era natural, buscaba desmarcarse claramente de la etapa constitucional conocida por los revolucionarios como las "constituciones liberalburguesas". Sin embargo, el transito que se da entre el triunfo de la Revolución y su carta magna final, con la propuesta del nuevo Estado que se buscaba refundar, fue muy  lento y por tanto prologando.

Publicado
2018-10-01