Educando médicos empáticos por medio de las manifestaciones artísticas.

Ana María Cadena Silva

Resumen


Uno de los principales problemas que emerge en esta investigación es la característica y desapegada comunicación establecida de forma casi inmediata y tácita en el contrato social celebrado entre la parte: el Doctor (D) y la contraparte: el Paciente (P). Casi como si D, para ser un buen D, debiera mostrar cuán superior es respecto a la inferior realidad de la enfermedad. En este orden de ideas; D debe actuar como un ente superior que se eleva a sí mismo a un nivel casi sagrado, desde donde comunicarse con P resulta bastante difícil. Es precisamente en este espacio entre líneas donde estaré escarbando para encontrar; ¿Qué es eso que realmente un artista puede ofrecer, con el fin de dignificar el D+P = dilema comunicativo (D+P= dc), y transformarlo en un sistema comunicativo más que en el dilema ya existente?

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.